Historias de éxito

Millones de mujeres han controlado su caída del cabello con Pantogar®.
¿Lo ha hecho usted?

La caída del cabello es un tema muy personal del que a muchas mujeres no les gusta hablar. Pero, ¿cuál es la razón? No hay motivo para avergonzarse de la caída del cabello. Cuanto más abiertamente hablen de ello las afectadas, más fácil será para otras mujeres tratar su caída del cabello y conseguir dejarla atrás.

¡Cuéntenos su historia!

¿Quiere compartir su experiencia con nosotros? Nos encantaría oír su historia personal. Todos los meses entregamos tres regalos de bienestar Merz a las participantes afortunadas.

 

Aquí le presentamos algunas de las historias personales que usuarias satisfechas de Pantogar® han compartido con nosotros.

«Gracias a un diagnóstico correcto, pude recibir por fin el tratamiento adecuado».

Padecí la caída del cabello durante mucho tiempo antes de hacer algo al respecto. Me parecía un asunto muy desagradable e incluso sentía vergüenza delante de mi familia porque mi pelo estaba por todas partes. Me fui aparatando cada vez más, incluso de mis amigas, porque tenía la sensación de que no me tomaban en serio.

Entonces, deposité mi confianza en un dermatólogo, que realizó enseguida un diagnóstico correcto y me recomendó el tratamiento adecuado. A los cinco meses pude ver los primeros resultados positivos. Se me caía menos pelo y al final mi cabello recuperó un aspecto sano y con mayor volumen. He vuelto a vivir.


«Mi caída del cabello estaba provocada por el estrés. Ahora he encontrado el tratamiento adecuado».

Viajo mucho por motivos personales y profesionales, y mi aspecto tiene gran importancia para mí. Pero últimamente he estado sometida a un gran estrés y realmente he descuidado mi persona y mi cuerpo. Esto se hizo visible con el tiempo y empezó a caérseme mucho pelo.

Al principio, traté de hacer caso omiso del problema y simplemente no tuve tiempo de cuidarme. Pero la cosa solo fue a peor y realmente socavó la confianza en mí misma hasta que apenas tenía valor para asistir a las reuniones de negocios. Incluso cuando salía con amigos, me daba vergüenza mi escasez de pelo. Ahora he encontrado un producto en el que puedo confiar. Tengo la caída del pelo bajo control y he recuperado mi vida anterior.


«¿Caída del cabello por culpa de la gripe? No podía creérmelo».

El otoño pasado sufrí una gripe muy fuerte. Estuve fuera de combate durante dos semanas, con fiebre, dolores de cabeza y dolores corporales. No había forma de poder trabajar ni de montar a caballo, mi afición. Por suerte, hasta la gripe acaba pasando.

Pero esta vez trajo consigo que se me cayese el pelo. Al principio creí que eran imaginaciones mías. Pero mi cepillo se llenaba de pelos y mi cabello empezó a escasear visiblemente y a tener un tacto diferente. Rápidamente decidí consultar a mi dermatólogo para asegurarme de que no hacía nada inadecuado. Resultó que, en realidad, la culpable de la caída era la gripe, algo que nunca hubiera creído posible. Mi médico me explicó que las infecciones agudas pueden hacer que se detenga la división celular en las raíces del cabello, provocando un aumento de la caída. Esto no empieza a notarse hasta que pasan tres meses de la infección. Cuando miro atrás, me alegro de haber buscado ayuda profesional de inmediato, ya que mi dermatólogo me recomendó un producto que puedo utilizar para volver a tener bajo control la caída del cabello.


«La dieta me desequilibró el pelo por completo».

A medida que se acercaba el verano, empecé a querer tener buen aspecto en bikini, así que me puse a dieta. Cambié mi alimentación drásticamente y alcancé el peso que quería a las pocas semanas. Estaba muy orgullosa, claro, pero pagué un alto precio: mi preciosa y larga melena, que tenía tanto volumen y era casi indomable, empezó a caerse cada vez más y noté como si solo tuviera la mitad de pelo en la cabeza que antes.

Me arrepentí totalmente de mi dieta porque la caída del pelo me afectó mucho más de lo que nunca me había afectado mi figura. Caí en una profunda depresión, perdí mi confianza cuando estaba con otras personas y no fui capaz de disfrutar del verano como es debido. En la piscina, con el pelo mojado, era todavía peor. Me daba la impresión de que todo el mundo me miraba, lo que me deprimía aún más.

Por suerte, leí sobre un producto para el tratamiento de la caída del cabello difusa que fue mi salvación. Sentí un gran alivio cuando noté el bien que le estaba haciendo a mi pelo al cabo de unos meses y que podía sentir poco a poco que tenía más pelo en la cabeza.

Ahora estoy disfrutando otra vez del verano, con una buena figura Y un pelo sano.


«Tenía calvas por toda la cabeza».

Sufro tricotilomanía grave (me arranco el cabello) y, tras pasar años tapando las calvas, no pude seguir ocultándolas por más tiempo. Una amiga de mi madre me recomendó un producto para ayudar a que el pelo me creciera de nuevo, aunque mis tirones de pelo seguían siendo un problema.

El producto funcionó de muchas maneras. El pelo me creció y aumentó de volumen y de grosor, el cuero cabelludo cobró un aspecto más sano y, por increíble que parezca, parece que fue la solución para mi enfermedad. Al ver que el pelo me crecía, al ver que era capaz de crecer, empecé a arrancármelo cada vez menos. Ahora tengo un cabello por el que la gente me felicita, y mi problema parece cosa del pasado.


«Después de muchos años de pruebas, por fin he encontrado el producto adecuado».

Se me empezó a caer el cabello cuando era una adolescente. Cuando me levantaba por las mañanas, encontraba la almohada llena de pelos. El dermatólogo me recetó cremas a base de hormonas, pero me comentó que nunca volvería a tener una cabellera abundante porque el volumen de mi pelo está determinado por la genética.

Descorazonada y frustrada, llevaba el pelo siempre corto, tratando así de dar un poco de vitalidad a mis finos rizos. Hasta los veinticinco años, no pude dejarme crecer el pelo por debajo de la barbilla. Se quebraba, se encrespaba, tenía un aspecto horrible. Su incómoda longitud también hacía que el cabello ondease de un lado a otro de la cabeza, dejando al descubierto varias zonas del cuero cabelludo, de color claro y sin pelo, entre los mechones oscuros. Al final, mi médico de cabecera me recomendó que probara Pantovigar®*, junto con las cremas, ya que contiene principios activos específicos que el pelo necesita. Y así fue como mi sueño de tener un pelo largo y sano se hizo realidad. Ahora tengo el pelo por debajo de los hombros y, aunque es fino por razones genéticas, es fuerte, el cuero cabelludo ya no asoma a través de él, brilla y tiene un aspecto sano. Llevo encantada con él unos cinco años y, en ese tiempo, he tenido incluso el valor de experimentar con el color. Nunca me había atrevido a hacerlo por miedo a empeorar aún más las cosas. ¡Pero ahora mi pelo aguanta incluso los tintes!

* Nombre del producto en Alemania


«Mi pelo se volvió muy difícil de manejar durante el embarazo».

Mi dermatólogo me recomendó Pantogar® por primera vez tras mi segundo parto hace seis años, cuando el pelo se me caía de forma muy abundante y evidente tras el embarazo. Tengo el pelo fino por naturaleza y esa caída tan excesiva me disgustó mucho. El producto actuó muy rápido y ayudó a que mi pelo se recuperase y, para mi gran alegría, ¡hizo que mi piel se volviese muy suave y sin granos!

Cuando tenía 35 años, tuve que empezar a teñirme el pelo para taparme las canas, lo que tuvo un efecto perjudicial sobre él y lo volvió más seco y apagado. Además, se me empezó a caer otra vez, lo que puede deberse en cierta medida a que me diagnosticaran tiroiditis de Hashimoto, aunque todavía tengo los niveles hormonales normales y no tomo ningún medicamento. En ese momento, empecé a probar varios complementos para la caída del pelo, pero ninguno de ellos sirvió para nada. Al final, compré Pantogar® en la farmacia del aeropuerto de Viena y empecé a usarlo en agosto de 2012. Noté el efecto primero en la piel (¡estaba tan fresca y perfecta!) y después en el pelo. Por desgracia, mi pelo no tiene tan buen aspecto como solía, pero reconozco que no haber usado Pantogar durante varios años se ha cobrado su precio.


«Ni siquiera los médicos eran capaces de descubrir la causa de mi pérdida del pelo».

Había estado perdiendo cantidades cada vez más grandes de pelo durante mucho tiempo sin ser capaz de encontrar los motivos exactos de la caída. Siguió cayéndose durante mucho tiempo (casi un año) y se volvió preocupantemente fino y cada vez más áspero y apagado.

Ni siquiera los médicos sabían qué hacer. Todas las causas posibles que estudiaron acabaron en nada. Por casualidad, descubrí Pantovigar®*. La pérdida del pelo se solucionó después de tomarlo de forma regular durante unos tres meses. Mi pelo también recobró un aspecto más sano y ahora vuelve a tener volumen y un largo precioso .

* Nombre del producto en Alemania


«Mi carrera como modelo me echó a perder el cabello.»

Soy una modelo y actriz de Sofía (Bulgaria). Comencé mi carrera como modelo profesional a los 14 años. Al principio, todo iba perfectamente. Pero mi día a día como modelo (viajar de uno a otro desfile de moda, de una a otra sesión de fotos o de un casting al siguiente), las dietas bajas en calorías y utilizar alisadores de pelo, secadores y aerosoles a diario hicieron que empezara a perder cabello.

Antes de empezar en la profesión de modelo, tenía un pelo precioso. Pero tras dos años de llevar este estilo de vida, había perdido la mitad del cabello. El perder tanto cabello me afectaba y me alteraba muchísimo, si... ¡solo tenía 16 años! Me di cuenta de que no tendría más remedio que dejar la profesión de modelo y abandonar mi sueño de convertirme en la siguiente supermodelo búlgara. Rechacé numerosas ofertas, porque no quería que la gente del mundo de la moda me viera así, con el cabello tan escaso. Caí en una fuerte depresión y no lograba reponerme. Lo intenté con extensiones y cualquier cosa que pudiera añadirme algo de volumen al pelo, y comencé a llevar gafas oscuras permanentemente para esconderme de la prensa. Todo eso cambió cuando estuve de vacaciones en Alemania. Realicé una sesión de fotos para una marca de moda alemana. Cuando el estilista me observó el cabello antes de la sesión, me recomendó que usara Pantogar® para lograr un cabello más sano y fuerte. Me dijo que casi todas las modelos que sufren pérdida de cabello utilizan Pantogar®. Me decidí a comprobarlo por mí misma y fui inmediatamente a comprar Pantogar®. ¡Me cambió la vida por completo! Nunca olvidaré esos tres días en Alemania, porque ahora sé cuál es la manera más sana de mantener mi cabello en buenas condiciones y evitar la pérdida y la escasez de pelo. En solo tres meses utilizando Pantogar® dejó de caérseme el cabello, y se me puso más brillante y con un aspecto más pleno. Seis meses después de haber empezado a utilizar Pantogar® incluso gané un prestigioso concurso de belleza. En la actualidad me estoy preparando para otro concurso de belleza y sigo utilizando Pantogar®. Pantogar® cuida de mi pelo y le proporciona nutrientes esenciales. Además, hace que me sienta feliz y cómoda conmigo misma.


Cuéntenos su historia

* Campos obligatorios 

Buscar

Pantogar

* DATOS de IMS según MAT diciembre de 2012

Erweiterte Suche


Suchergebnisse filtern auf folgende Bereiche:












produced by GPM mbh

Merz [Logo] Merz [Logo]

Historias de éxito - Pantogar

URL: http://www.pantogar.com/es/pantogar/your_experience/index.jsp
Última actualización: 19-Jun-2018, 07:42 PM
© 2018 Merz Pharma. Todos los derechos reservados.